lunes, 31 de agosto de 2009

MAPA EXTRAVIADO DE LOWRY


El suplemento Babelia del diario El País destaca la figura del biógrafo como la persona que necesariamente tiene las virtudes de la curiosidad, la paciencia y la admiración. Sin ellas, le sería imposible llevar a cabo su difícil tarea, y más imposible aún si se trata de Malcolm Lowry, el escritor paradigmático de la novela "Bajo el Volcán". Esta obra maestra escrita golpe a golpe durante toda una vida llena de bosques, desiertos, pantanos y toda clase de misterios.

Gordon Bowker es el autor de un trabajo monumental, traducido por María Aída Espinosa Meléndez y publicado por el Fondo de Cultura Económica. Le ofrecemos un extracto de la nota publicada por José María Guelbenzu.



MAPA EXTRAVIADO DE LOWRY


Malcolm Lowry (1909-1957) pertenece a la Historia de la Literatura gracias a una novela mítica: Bajo el volcán. Leyendo esta biografía de Lowry, uno vuelve a admirarse de que la novela llegara a completarse, pues sus relaciones con sus manuscritos es uno de los asuntos más endemoniadamente enredados de la Historia de la Literatura. En realidad, toda su aventura literaria se ciñe a la terminación de su obra cumbre y el resto es una sucesión de robos, pérdidas y textos siempre a medio escribir, una especie de suma y mezcla de papeles que llevaba consigo para perderlos y reescribirlos. El alcoholismo de Lowry es, también, tan exagerado como su obra y asombra que haya podido mantenerse en vida durante tanto tiempo mientras amigos de la misma cuerda, como Dylan Thomas o James Agee, caían abatidos por el mismo mal. El resto de las obras publicadas de Lowry, varias de ellas póstumamente por su segunda mujer, Margerie Bonner, sin que él hubiera llegado a darles su forma definitiva, no alcanzan el valor de Bajo el volcán, pero sí que constatan su genio. En cierto modo podría decirse de ellas que fueron un desparramamiento genial.

Mapa extraviado de Lowry, José María Guelbenzu. Para leer más haga click aquí


2 comentarios:

Mixha dijo...

Interesante artículo, ahotra me paseo entre tus letras y pienso que te seguiré leyendo más aseguido, un abrazo

Juan Carlos De La Fuente Umetsu dijo...

Paséate como en tu casa, querida amiga, gracias, gracias por ese gesto.

Un abrazo,

Juan Carlos