miércoles, 9 de septiembre de 2009

WISLAWA SZYMBORSKA: UNA FOTOGRAFÍA DEL 11 DE SEPTIEMBRE


Saltaron hacia abajo desde los pisos en llamas,
uno, dos, todavía unos cuantos
más arriba, más abajo.

Una fotografía los mantuvo con vida,
y ahora los conserva
sobre la tierra, hacia la tierra.

Todos siguen siendo un todo
con un rostro individual
y con la sangre escondida.

Hay suficiente tiempo
para que revolotee el cabello
y de los bolsillos caigan
llaves, algunas monedas.

Siguen ahí al alcance del aire
en el marco de espacios
que justo se acaban de abrir.

Sólo dos cosas puedo hacer por ellos:
describir ese vuelo
y no decir la útima palabra.


3 comentarios:

Tito Mejía dijo...

Poema genial, testimoniado por una foto
TITO MEJIA SARMIENTO

Begoña Eguiluz dijo...

Lacónico, preciso...un poema que registra el momento límite como solo puede hacerlo un buen poema: rescatando el momento. El final es excelente.

Me gustó mucho!!

El Toro de Barro dijo...

Aquí teneis un poema muy distinto sobre el 11 de septiembre. Lo edité en el año 2005.
Con toda mi admiración
Carlos Morales.

http://poesia-del-torodebarro.blogspot.com.es/2010/01/salmo-de-los-negros-pajaros-de-hierro.html

Y un beso muy grande para tí, Begoña, la dama de ANDRABALTZA...